El juego de la verdad

luzEl juego de la verdad debería ser el juego por antonomasia pero, en sí mismo, no es un juego, sino que es la esencia, la aspiración utópica que tendría que ir íntimamente ligada a cualquier juego.

Cuando un juego no es ecuánime en sus planteamientos, en sus normas o en su puesta en escena pierde su condición de juego para convertirse en una broma pesada, una farsa o un engaño.

Cuando un juego discurre por los raíles de la confianza y la seguridad, si la integridad es santo y seña de todas las entidades que lo auspician y controlan y, si en caso de alguna conducta dudosa, se entra a fondo hasta que cada uno pague sus irregularidades, entonces puede afirmarse que existen las condiciones adecuadas para sentarse a jugar en un entorno seguro.

Por desgracia, demasiados juegos no tienen todavía esta certeza. Internet es una nueva tierra que permite accesos casi imposibles pero, al mismo tiempo, favorece todo tipo de conductas maliciosas. Es la obligación de los estamentos oficiales poner coto a cualquier acción susceptible de fraude pues, en caso contrario, con una actitud dilatoria pueden agravar el problema de manera exponencial.

Porque si estar desprotegido es malo, todavía es peor pensar que estás protegido y, en realidad, no estarlo. 

Desde pokercsi tomaremos las medidas que sean necesarias para que el juego de la verdad esté presente en el mismo corazón del poker online.

Visitas : Hoy 41 ; Ayer 37 ; Semana 78 ; Mes 945 ; Total 39293

CookiesAccept

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto


Asociación nacional para la Confianza, Seguridad e Integridad en el Poker.

Copyright © 2015. All Rights Reserved.