Caja de Pandora

La mitología griega nos cuenta que la caja de Pandora contenía todos los males del mundo. Con el paso de los siglos, esta afirmación se ha ido diluyendo en otras formas más inofensivas e incluso amables.

Cuando Pandora recibió la caja, como regalo de bodas, sabía que no debía abrirla bajo ninguna circunstancia. Son mandatos que pueden cumplirse un día, una semana o unos meses, pero siempre llega el momento en que la curiosidad puede con la incertidumbre o el miedo.

Al abrir la caja fue consciente de su gran error, pero ya fue tarde. Al cerrarla, de manera precipitada, dejó encerrado dentro de la misma el espíritu de la esperanza.

Desde POKERCSI queremos abrir la caja de Pandora del poker, poner encima de la mesa todo lo que hay en su interior, también la esperanza.

 

                         Caja-de-Pandora

OMAHA HIGH / LOW

 

Esta variante del poker conocida como Omaha Eight or Better (más popularmente como HiLo) se juega en las modalidades Pot Limit y No Limit. Tiene la peculiaridad de que se juega más de una mano a la vez, en busca de la mejor y de la peor jugada. Siempre se consigue una mejor mano, pero no es así en el caso de la peor, pues debe cumplirse la condición de que se tengan cinco cartas sin emparejar comprendidas entre el As y el 8. Y eso, no siempre es posible. En estos casos, se lleva el bote entero la mejor jugada.

La mejor mano se rige por los mismos parámetros que hemos visto con anterioridad al tratar el OmahaHigh. O sea, puedes escoger dos cartas de las cuatro que te han repartido y puedes combinarlas con tres de las cinco comunitarias.

Las mismas condiciones valen para la peor mano aunque no podrás aspirar a ganar la mano baja si entre tus pocket cards no tienes al menos dos cartas comprendidas entre el As y el 8.

Tampoco habrá mano baja si entre las cinco cartas comunitarias no hay al menos tres cartas comprendidas entre el As y el 8. Una vez cumplidas estas condiciones, insisto en que podrás aspirar a ganar la peor mano si tienes cinco cartas sin emparejar, comprendidas entre el A y el 8.

Incidiendo en las diferentes opciones resultantes de las cinco cartas comunitarias, en este caso merece la pena añadir otra consideración más. De las 52 cartas de la baraja, 32 de ellas sirven para la mano baja (A, 2, 3, 4, 5, 6, 7 y 8) y 24 para la mejor mano (9, 10, J, Q, K, A). Es preciso recordar que el As sirve para ambos cometidos.

Ocurre con frecuencia que entre las cuatro cartas individuales hay dos cartas comprendidas entre el As y el 8 y que entre las cinco cartas comunitarias hay tres cartas que cumplen los mismos requisitos y, a pesar de ello, no se tiene la opción de ganar la mano baja. La razón es que, si una de las tres cartas bajas es por ejemplo un 2 y coincide que una de tus cartas también es un 2, entonces solo tenemos cuatro cartas válidas y no cinco para optar a la mano baja.

En el caso de que dos o más jugadores aspiren a ganar la peor mano una vez que se han mostrado las cartas comunitarias, el modo de comparar sus jugadas es empezando por la carta más alta. Quien la tiene, pierde. Un ejemplo:

Jugador A: A-2-3-5-8

Jugador B:  3-4-5-6-7

Observamos que el jugador A tiene cartas más bajas en su conjunto que el jugador B, pero eso no determina que vaya a ganar, pues al comparar las cartas, de mayor a menor, vemos que el jugador A tiene un 8, mientras que el jugador B tiene un 7. En consecuencia, la mano baja la gana el jugador B.

Apostar fuerte en una ronda solo tiene sentido si se puede aspirar a ganar las dos manos. Hacerlo porque vamos apoyados con A-2 y el flop nos favorece para la mano baja        –aunque no tengamos opciones para la mano alta– es un mal negocio. Sí, ganaremos algunas manos si la mano alta está poco definida para el resto de jugadores y foldean, pero nos saldrá muy caro en otras ocasiones, pues además de perder la mano para High, podemos empatar para Low.

Veamos un ejemplo de jugada para High y para Low:

El jugador A recibe las siguientes cartas: 6♣-6♥-2♠-3♣

No es una buena mano inicial al tener algunos proyectos muy débiles.

El jugador B  recibe  A♠-A♣-2♠-3♣

En este caso podemos afirmar que el jugador B tiene las mejores cartas para aspirar a ganar el bote entero: tiene la pareja más alta posible, tiene un proyecto de escalera y dos proyectos de color al As. Al mismo tiempo tiene las tres cartas más bajas.

Las cartas comunitarias:

                                             4   K♣   6   A   6♠

En este caso, el jugador B, a pesar de su full de Ases y seises, pierde la mano alta contra el poker de seises que ha conseguido el jugador A.

En cuanto a la peor mano, el jugador B empata el bote con el jugador A. Sus mejores cartas para completar la peor mano son: A-2-3-4-6, las mismas cartas que tiene el jugador A. En este caso, se repartirían el bote de la peor mano.

En este ejemplo, el jugador B, a pesar de haber obtenido una gran jugada para la mejor mano y la mejor posible para la peor, solo ganaría una cuarta parte del bote. La mitad del mismo lo ha perdido con la jugada alta y ha tenido que repartirse el premio en la mano baja.

Se pueden utilizar indistintamente dos de las cuatro cartas para hacer la mejor y la peor jugada. En este caso, ambos jugadores han utilizado dos de sus cartas para conseguir la mejor jugada y las otras dos para conseguir la peor jugada, pero habrían podido precisar de las mismas cartas para ganar ambas manos.

Veamos otro ejemplo.

Un jugador recibe A♥-2♥-3♣-4♠

Las cartas comunitarias son:   K   4   Q  5♣   3♠ 

En este caso, su mejor jugada es una escalera: A-2-3-4-5

Y la peor jugada es: A-2-3-4-5

El jugador en cuestión ha utilizado las mismas cartas, el As y el 2, para conseguir las mejores manos. Puede ganar la mano alta aunque no tiene la nut (pues algún adversario podría tener una escalera más alta) y tiene la nut para la peor mano.

El OmahaHigh/Low es un juego de mucha acción al disputarse dos botes. A pesar de ello, la volatilidad es menor que en el Texas Hold’em y en el OmahaHigh, por ello no es necesario tanto bankroll. Es un juego que requiere todavía más paciencia que los referidos, además de un buen análisis y mejor lectura de la situación.

Se deben jugar solo aquellas manos que tengan buenas perspectivas, a no ser que el coste sea muy bajo y te lo permitas, en busca de la sorpresa. No es buena idea jugar con cartas intermedias (6-7-8-9) aunque estén bien relacionadas entre sí, pues no pueden ganar la mano baja y pueden no servirte para ganar la mano alta. Eso en el mejor de los casos, pues puedes jugártela a High con una escalera perdedora.

No debe descartarse jugar con cartas del tipo K-K-Q-J, Q-Q-J-10, A-K-K-Q, etc., siempre y cuando el coste para hacerlo sea mínimo o nos encontremos en las últimas posiciones de la mesa. Según el tipo de flop que caiga  la decisión será bastante fácil de tomar.

En esta modalidad la diferencia entre un buen jugador y otro mediocre resulta más evidente que en otras modalidades de poker. Requiere sólidos conocimientos, paciencia y una muy buena selección de manos. Precisa de experiencia y habilidad para leer las cartas de manera adecuada al ser un juego más complejo y elaborado.

El objetivo siempre ha de ser ganar el bote entero. Incluso en el caso de que tengamos la nut en la mano baja, si no estamos en condiciones de competir por la mano alta, según la exigencia de la apuesta, hay que tumbarse. En caso contrario, podemos encontrarnos con que solo nos llevemos una cuarta parte del bote. La certeza de tener la nut en la mano baja es primordial, pero si no va acompañada de la posibilidad de competir por la mano alta, no es más que una jugada defensiva.

La conclusión es que hemos de realizar una buena selección de manos que nos permitan optar a la nut en High y en Low.

Omaha High

La variante Pot Limit deOmahaHigh es una derivación del Texas Hold’em. Se ha convertido en la segunda modalidad de poker más practicada y va ganando adeptos cada día. Si tuviésemos que definir al Omaha High en unas pocas palabras diríamos que equivale al Texas Hold’em con filtro contra los faroles. Para muchos jugadores eso significa resguardarse detrás de un gran escudo, aunque no hay que llevarse a engaño. Si bien  el peligro de los bluffs queda más reducido, no pasa lo mismo con las trampas que la complejidad del juego conlleva.

En cuanto a la mecánica del juego lo que diferencia el OmahaHigh del Texas Hold’em es que cada jugador recibe cuatro cartas individuales, lo que implica que el número de combinaciones sea mucho mayor. Gana el bote la mejor jugada realizada con dos de las cuatro cartas tapadas y tres de las cinco cartas comunitarias. Las rondas de apuestas son las mismas que en el Texas Hold’em, así como las posibles jugadas. El límite máximo de la apuesta viene determinado en cada momento por el tamaño del bote.

El OmahaHigh es un juego de nuts, quiere eso decir que, en muchas manos, alguien de la mesa tendrá la mejor jugada posible, por lo que no hay que sobrevalorar determinadas jugadas o proyectos. Este error ocurre a menudo con aquellos jugadores que se pasan del Texas Hold’em al OmahaHigh, sin haber hecho antes un buen aprendizaje en mesas de dinero virtual y en mesas cash con ciegas muy bajas.

 

Las ODDS

Este es un concepto muy importante del poker. Conocer las ODDS (probabilidades en contra de que ocurra un hecho) es disponer de una información indispensable, lo que nos permitirá tomar las decisiones más correctas.

Una vez que se ha mostrado el flop es el momento de calcularlas. Supongamos que nuestras cartas tapadas son 4-5 y que en la mesa hay las siguientes cartas: 6  K  7.

Para todos los cálculos se tienen en cuenta las dos cartas en nuestro poder y las tres cartas del flop. Las cartas en poder de nuestros rivales, al sernos desconocidas y no saber si nos favorece o no que las tengan, serán consideradas como cartas que integran la totalidad, como si todavía estuviesen en el mazo. No hacerlo de este modo haría imposible un cálculo de cierta fiabilidad.

Estamos en disposición de culminar una escalera. Es el momento de hacer cálculos. En la baraja hay ocho cartas que nos permiten conseguir la escalera de un total de 47 cartas. Para valorar las ODDS hacemos la división de 47/8. El resultado es 5,87. Eso significa que por cada escalera que podamos obtener, no la conseguiremos en 4,87 veces. En este caso, nuestras ODDS son 4,87:1 en el turn.

A partir del cálculo de las ODDS es primordial asociar el valor del bote con el de la apuesta que se nos exige. Si en el caso anterior de la escalera, el bote era de 200 $, y el villano apuesta 40 $, el coste de igualarla (otros 40 $) está dentro de los parámetros correctos ya que nos exige apostar una sexta parte del bote y tenemos unas ODDS        (4,87:1) en línea con la apuesta exigida. Aceptamos la apuesta.

Si la carta del turn no nos favorece, el proceso vuelve a iniciarse. Un nuevo cálculo nos dará unas ODDS muy semejantes (46/8=5,75, 4,75:1), con lo que atendiendo al nivel de la apuesta será o no correcto aceptarla. En el bote hay 280 $, y el villano hace una apuesta de 150 $ más. Ahora en el bote hay 430 $ y se nos exigen 150 $ para ver la jugada. En este caso, las ODDS y el coste de ver la apuesta no nos da una proporción adecuada. La decisión de ir atenderá más a impulsos emocionales que a probabilidad matemática.

En demasiadas ocasiones se aceptan apuestas que tienen una mala relación entre las ODDS y el coste exigido, con la idea de defender lo que ya se ha puesto en el bote. Valorar en exceso esta variable tiene un coste enorme a tenor de lo comentado.

También hemos de valorar las ODDS implícitas, es decir, tener en cuenta lo que nos puede reportar el hecho de conseguir la escalera si el villano apuesta para ganar la mano. Es una consideración importante que nos puede convencer ante la duda de seguir jugando o retirarnos de la mano.

En el ejemplo que estamos siguiendo –caso de aceptar la apuesta de 150 $– lo haríamos en contra de la estadística. No obstante eso, hay que valorar el hecho de que si sale la carta que esperamos, es muy probable que saquemos una cantidad adicional importante del villano en su defensa del bote.

Callejón sin salida

Desde finales de 2014, la ASOCIACIÓN NACIONAL PARA LA CONFIANZA, LA SEGURIDAD E INTEGRIDAD EN EL POKER ha intentado obtener determinadas respuestas de algunas salas de poker. Ha sido un propósito que solo ha encontrado puertas cerradas, accesos que llevan a ninguna parte y la incomunicación como seña de identidad.

Cierto es que a nivel de usuario algunas salas son bastante eficientes pero, cuando quieres subir un escalón más, con preguntas más comprometidas o, simplemente atisbar el posible acercamiento con algún gerente de las casas de poker, es cuando se hace evidente su nula predisposición a tratar cuestiones que puedan intuir incómodas.

Esta es una de las múltiples respuestas de PokerStars a nuestra petición de contacto con algún órgano de dirección:

 

Hola: 

Gracias por ponerte en contacto con PokerStars. 

Hemos reenviado tu propuesta a nuestro departamento de mercadeo que se encargará de estudiarla.

Ten en cuenta que recibimos solicitudes parecidas todos los días por lo que, lamentablemente, nos es imposible responder individualmente a cada una de ellas. No obstante, puedes estar seguro que leemos y estudiamos detenidamente todas las propuestas que recibimos. 

Además, el departamento de mercadeo no revisa su buzón de mensajes a tiempo completo. Por esta razón, puede que transcurra algún tiempo para que te contacten en caso de que deseen discutir este asunto más a fondo. 

¡Gracias por tu interés en PokerStars! 

Saludos.

 

Esta es la respuesta final en todos los casos. Una respuesta cargada de buenas palabras pero que, en el fondo, te están diciendo que no metas las narices donde no quieren que las metas. Por el momento lo denunciamos en la web de pokercsi, además de comunicarlo a la DGOJ

En cualquier caso, somos conscientes que, de seguir en esta dinámica, nos veremos obligados a tomar decisiones que preferiríamos no tener que asumir. Pero antes que esto ocurra, todos estarán advertidos de ello. Nos gusta jugar fuerte pero siempre jugamos limpio. No sabemos si todos pueden decir lo mismo.

 

 

Sugerencia

Volvemos a incidir en los excesivos porcentajes que se cobran a los jugadores en comisiones. Si el poker quiere tener un mejor futuro tendrá que afrontar esta cuestión con un poco de imaginación, decisión y diálogo.

Desde pokercsi queremos aportar una sugerencia que podría atenuar el coste de tanta comisión y, a su vez, sería un primer paso de buena voluntad en las negociaciones con los estamentos oficiales a la hora del reparto del pastel.

Nuestra propuesta es que en los botes compartidos solo se pague comisión de la parte del bote que sea una ganancia.

Todos los jugadores se verían beneficiados si esta disposición fuese aceptada, en especial los jugadores de HILO pues, por las características de esta modalidad de poker, es muy frecuente que haya botes repartidos. 

Comisiones en PokerStars

Hay que reconocer la eficiente estructura que PokerStars tiene alrededor de la Atención al Usuario. Son rápidos en la respuesta, siempre con un tono cordial y amable. Desde pokercsi les hemos hecho algunas preguntas complicadas -todavía quedan muchas por hacer- y, en estos casos, la gestión de las mismas es más eufemística y, en ocasiones, la respuesta brilla por su ausencia. Pero en esta entrada de la Caja de Pandora vamos a referirnos solamente a las comisiones que cobran. Este fue el mensaje que enviaron para contestar a nuestras preguntas a mediados de diciembre de 2014:

PokerStars toma una pequeña parte del bote en juegos de dinero real (mesas abiertas) como compensación por ofrecer los juegos y otros servicios a los jugadores (como el servicio al cliente). A este pago se le llama comisión o “rake” (en inglés). La tasa de comisión es del 5% hasta un máximo de $3 en la mayoría de los juegos.

Nosotros no cobramos esta tasa si la mano no muestra un “flop”.

En un torneo se paga la comisión al registrarse y consiste en un pequeño porcentaje del precio de entrada. Por ejemplo: un torneo con una entrada de 10 $ + 1 $ significa que 10 $ irán al bote de premios y se cobra una comisión de 1 $ (también conocido como comisión de torneo). El torneo tiene un valor de 11 $ que se deduce de la cuenta del jugador cuando se registra.

También cabe mencionar que parte de esta comisión se devuelve a los jugadores a través de nuestro programa VIP. Nuestra tienda VIP ofrece una amplia gama de productos y servicios e incluso hay bonos en efectivo que los jugadores pueden comprar para incrementar su bankroll.

No puede haber queja alguna referente a la gestión de la pregunta. Dicho esto, el calificar una comisión del 5% en mesas cash y del 10% en torneos, como tomar una pequeña parte del bote nos parece inadecuado.

Creemos necesaria una reflexión al respecto. Solo los jugadores de cierto nivel pueden contrarrestar este gravamen constante lo que, a buen seguro, desmotiva a muchos jugadores potencialmente ganadores que son perdedores ante la exigencia del rake que se cobra.

 

Ha nacido una idea

La web pokercsi nació el 8 de diciembre de 2014, un día en el que muchos celebran la Inmaculada Concepción mientras que, otros, rememoran el asesinato de John Lennon. 

Fue un parto indoloro. Nada más nacer sus padres han puesto muchas expectativas en la recién nacida. Es lo que pasa con los progenitores, enseguida intuyen un futuro luminoso para sus hijos. Normalmente, todo es más mediocre aunque, la ilusión inicial, hasta que se dan de bruces con la realidad, es legítima y necesaria para el buen vivir.

Sondeo

A finales de noviembre llevamos a cabo una consulta por Internet. Preguntamos a más de seiscientas personas, de manera aleatoria, siguiendo el curso de la lista de usuarios de diferentes canales de chat. Aproximadamente una tercera parte de los alias a los que hicimos la pregunta no contestaron a la misma.

¿Jugaría usted plenamente convencido en salas de poker online, sintiendo que juega en un entorno de seguridad y confianza?

Finalmente, después de recoger cuatrocientos respuestas  cerramos la encuesta; aceptando que el tamaño de la muestra no es significativo ni el resultado es vinculante. No obstante, cabe decir que el sondeo se ha realizado en un entorno propicio al efectuarlo en Internet. Los resultados fueron los siguientes:

161 usuarios contestaron que SÍ   -  98 contestaron de manera evasiva: TAL VEZ, QUIZÁS  -  141 usuarios contestaron que NO.

Si tuviésemos que dar un consejo a las salas de poker online, este sería que invirtiesen una parte importante de su publicidad en transmitir confianza y transparencia.

Tenemos algunas ideas al respecto.

Visitas : Hoy 41 ; Ayer 37 ; Semana 78 ; Mes 945 ; Total 39293

CookiesAccept

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto


Asociación nacional para la Confianza, Seguridad e Integridad en el Poker.

Copyright © 2015. All Rights Reserved.