OMAHA HIGH / LOW

 

Esta variante del poker conocida como Omaha Eight or Better (más popularmente como HiLo) se juega en las modalidades Pot Limit y No Limit. Tiene la peculiaridad de que se juega más de una mano a la vez, en busca de la mejor y de la peor jugada. Siempre se consigue una mejor mano, pero no es así en el caso de la peor, pues debe cumplirse la condición de que se tengan cinco cartas sin emparejar comprendidas entre el As y el 8. Y eso, no siempre es posible. En estos casos, se lleva el bote entero la mejor jugada.

La mejor mano se rige por los mismos parámetros que hemos visto con anterioridad al tratar el OmahaHigh. O sea, puedes escoger dos cartas de las cuatro que te han repartido y puedes combinarlas con tres de las cinco comunitarias.

Las mismas condiciones valen para la peor mano aunque no podrás aspirar a ganar la mano baja si entre tus pocket cards no tienes al menos dos cartas comprendidas entre el As y el 8.

Tampoco habrá mano baja si entre las cinco cartas comunitarias no hay al menos tres cartas comprendidas entre el As y el 8. Una vez cumplidas estas condiciones, insisto en que podrás aspirar a ganar la peor mano si tienes cinco cartas sin emparejar, comprendidas entre el A y el 8.

Incidiendo en las diferentes opciones resultantes de las cinco cartas comunitarias, en este caso merece la pena añadir otra consideración más. De las 52 cartas de la baraja, 32 de ellas sirven para la mano baja (A, 2, 3, 4, 5, 6, 7 y 8) y 24 para la mejor mano (9, 10, J, Q, K, A). Es preciso recordar que el As sirve para ambos cometidos.

Ocurre con frecuencia que entre las cuatro cartas individuales hay dos cartas comprendidas entre el As y el 8 y que entre las cinco cartas comunitarias hay tres cartas que cumplen los mismos requisitos y, a pesar de ello, no se tiene la opción de ganar la mano baja. La razón es que, si una de las tres cartas bajas es por ejemplo un 2 y coincide que una de tus cartas también es un 2, entonces solo tenemos cuatro cartas válidas y no cinco para optar a la mano baja.

En el caso de que dos o más jugadores aspiren a ganar la peor mano una vez que se han mostrado las cartas comunitarias, el modo de comparar sus jugadas es empezando por la carta más alta. Quien la tiene, pierde. Un ejemplo:

Jugador A: A-2-3-5-8

Jugador B:  3-4-5-6-7

Observamos que el jugador A tiene cartas más bajas en su conjunto que el jugador B, pero eso no determina que vaya a ganar, pues al comparar las cartas, de mayor a menor, vemos que el jugador A tiene un 8, mientras que el jugador B tiene un 7. En consecuencia, la mano baja la gana el jugador B.

Apostar fuerte en una ronda solo tiene sentido si se puede aspirar a ganar las dos manos. Hacerlo porque vamos apoyados con A-2 y el flop nos favorece para la mano baja        –aunque no tengamos opciones para la mano alta– es un mal negocio. Sí, ganaremos algunas manos si la mano alta está poco definida para el resto de jugadores y foldean, pero nos saldrá muy caro en otras ocasiones, pues además de perder la mano para High, podemos empatar para Low.

Veamos un ejemplo de jugada para High y para Low:

El jugador A recibe las siguientes cartas: 6♣-6♥-2♠-3♣

No es una buena mano inicial al tener algunos proyectos muy débiles.

El jugador B  recibe  A♠-A♣-2♠-3♣

En este caso podemos afirmar que el jugador B tiene las mejores cartas para aspirar a ganar el bote entero: tiene la pareja más alta posible, tiene un proyecto de escalera y dos proyectos de color al As. Al mismo tiempo tiene las tres cartas más bajas.

Las cartas comunitarias:

                                             4   K♣   6   A   6♠

En este caso, el jugador B, a pesar de su full de Ases y seises, pierde la mano alta contra el poker de seises que ha conseguido el jugador A.

En cuanto a la peor mano, el jugador B empata el bote con el jugador A. Sus mejores cartas para completar la peor mano son: A-2-3-4-6, las mismas cartas que tiene el jugador A. En este caso, se repartirían el bote de la peor mano.

En este ejemplo, el jugador B, a pesar de haber obtenido una gran jugada para la mejor mano y la mejor posible para la peor, solo ganaría una cuarta parte del bote. La mitad del mismo lo ha perdido con la jugada alta y ha tenido que repartirse el premio en la mano baja.

Se pueden utilizar indistintamente dos de las cuatro cartas para hacer la mejor y la peor jugada. En este caso, ambos jugadores han utilizado dos de sus cartas para conseguir la mejor jugada y las otras dos para conseguir la peor jugada, pero habrían podido precisar de las mismas cartas para ganar ambas manos.

Veamos otro ejemplo.

Un jugador recibe A♥-2♥-3♣-4♠

Las cartas comunitarias son:   K   4   Q  5♣   3♠ 

En este caso, su mejor jugada es una escalera: A-2-3-4-5

Y la peor jugada es: A-2-3-4-5

El jugador en cuestión ha utilizado las mismas cartas, el As y el 2, para conseguir las mejores manos. Puede ganar la mano alta aunque no tiene la nut (pues algún adversario podría tener una escalera más alta) y tiene la nut para la peor mano.

El OmahaHigh/Low es un juego de mucha acción al disputarse dos botes. A pesar de ello, la volatilidad es menor que en el Texas Hold’em y en el OmahaHigh, por ello no es necesario tanto bankroll. Es un juego que requiere todavía más paciencia que los referidos, además de un buen análisis y mejor lectura de la situación.

Se deben jugar solo aquellas manos que tengan buenas perspectivas, a no ser que el coste sea muy bajo y te lo permitas, en busca de la sorpresa. No es buena idea jugar con cartas intermedias (6-7-8-9) aunque estén bien relacionadas entre sí, pues no pueden ganar la mano baja y pueden no servirte para ganar la mano alta. Eso en el mejor de los casos, pues puedes jugártela a High con una escalera perdedora.

No debe descartarse jugar con cartas del tipo K-K-Q-J, Q-Q-J-10, A-K-K-Q, etc., siempre y cuando el coste para hacerlo sea mínimo o nos encontremos en las últimas posiciones de la mesa. Según el tipo de flop que caiga  la decisión será bastante fácil de tomar.

En esta modalidad la diferencia entre un buen jugador y otro mediocre resulta más evidente que en otras modalidades de poker. Requiere sólidos conocimientos, paciencia y una muy buena selección de manos. Precisa de experiencia y habilidad para leer las cartas de manera adecuada al ser un juego más complejo y elaborado.

El objetivo siempre ha de ser ganar el bote entero. Incluso en el caso de que tengamos la nut en la mano baja, si no estamos en condiciones de competir por la mano alta, según la exigencia de la apuesta, hay que tumbarse. En caso contrario, podemos encontrarnos con que solo nos llevemos una cuarta parte del bote. La certeza de tener la nut en la mano baja es primordial, pero si no va acompañada de la posibilidad de competir por la mano alta, no es más que una jugada defensiva.

La conclusión es que hemos de realizar una buena selección de manos que nos permitan optar a la nut en High y en Low.

Visitas : Hoy 41 ; Ayer 37 ; Semana 78 ; Mes 945 ; Total 39293

CookiesAccept

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto


Asociación nacional para la Confianza, Seguridad e Integridad en el Poker.

Copyright © 2015. All Rights Reserved.