Crónicas ( CXXVI )

En fecha 4 de setiembre de 2020 hemos recibido respuesta de la DGOJ a nuestra consulta enviada el 12 de agosto, desde la Sede de Ordenación del Juego.

Recordamos la parte esencial, una vez más, del contenido de nuestra comunicación:

¿Podría considerarse que un juego sería honesto y lícito si quienes lo organizaran buscasen provocar mayores apuestas entre los jugadores  -sin que con ello se buscase el beneficio de ningún jugador en concreto-, para que de este modo, aumentasen sus ganancias por las comisiones recaudadas?

Esta ha sido la respuesta de la DGOJ:

En relación con su consulta cabe señalar lo siguiente:

El supuesto de hecho planteado en su consulta considera la existencia de una entidad que otorgase “con mayor frecuencia de lo que sería estadísticamente aceptable, buenas cartas a dos o más jugadores” con la finalidad de que estos “se enzarzasen en una sucesión de apuestas”.

Al respecto ha de señalarse que el artículo 16 de la Ley 3/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego, establece en su apartado 1, que “Las entidades que lleven a cabo la organización, explotación y desarrollo de juegos regulados en esta Ley dispondrán del material software, equipos, sistemas, terminales e instrumentos en general necesarios para el desarrollo de estas actividades, debidamente homologados.”

En desarrollo del anterior precepto legal, el Real Decreto 1613/2011, de 14 de noviembre, por el que se desarrolla la Ley 13/2011, de 27 de mayo, regulación del juego, en lo relativo a los requisitos técnicos de las actividades de juego, define en su artículo 2 el Generador de Números Aleatorios como un componente de los sistemas técnicos del operador, de forma que “El generador de números aleatorios es el componente software o hardware que, mediante procedimientos que garantizan su aleatoriedad, genera los resultados numéricos que son empleados por el operador para determinar el resultado de determinados juegos.”

En cuanto a los requisitos del Generador de Números Aleatorios, éstos han sido previstos en el artículo 5 del Real Decreto 1613/2011, de 14 de noviembre, que ha su vez ha sido desarrollado mediante la Resolución de 6 de octubre de 2014 de la Dirección General de Ordenación del Juego, por la que se aprueba la Disposición por la que se desarrollan las especificaciones técnicas de juego, trazabilidad y seguridad que deben cumplir los sistemas técnicos de juego de carácter no reservado objeto de licencias otorgadas al amparo de la Ley 13/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego.

En la medida que en el ejemplo planteado en su consulta la entidad oferente de la actividad de juego, sin mayores especificidades de su parte, parecería no contar con un generador de números aleatorios ajustado a las reglas explicitadas más arriba no podría ofrecer esta actividad en el mercado regulado español.

El último párrafo es significativo en su sentencia. Por primera vez en todos estos años -desde el 2014 hasta el día de hoy-, al fin hemos obtenido una afirmación comprometida por parte de la DGOJ. Cabe pensar que tal vez sea por la influencia del nuevo Director General, el Sr. Mikel Arana.

En próximas fechas contactaremos con el Sr. Mikel Arana para ponerle al corriente de las irregularidades detectadas por parte de nuestra Asociación en referencia a la aleatoriedad del poker online.

Está por ver si una vez más, la Sra. Cecilia Pastor, Subdirectora General de Inspección del Juego,  pondrá trabas a este diálogo necesario, como ya hizo con los dos anteriores Directores de la DGOJ.

Crónicas ( CXXV )

El día 25 de agosto de 2020 desde nuestra Asociación hemos contactado telefónicamente con la Secretaría General de Consumo y Juego, al no habernos sido contestados los correos electrónicos enviados los días 25 de marzo y 12 de julio de 2020, al Secretario General de Consumo y Juego, el Sr. Rafael Escudero Alday.

Se nos ha comunicado que los correos fueron reenviados a la DGOJ para que nos fuesen contestados. El del mes de marzo, al anterior Director de la DGOJ, el Sr. Juan Espinosa García, y el del día 12 de julio, al nuevo Director de la DGOJ, el Sr. Mikel Arana Etxezarreta.

Nuestra respuesta fue que desde la Secretaría General de Consumo y Juego deberían habernos comunicado esta decisión, por una simple cuestión de profesionalidad.

La respuesta final, no obstante, terminó siendo positiva, al comprometerse desde la Secretaría a informar al Sr. Escudero de nuestra llamada y de nuestro resumen de la situación actual: mientras la Sra. Cecilia Pastor Pons siga como Subdirectora General de Inspección del Juego, va a bloquear cualquier intento por profundizar en determinados temas, pues quedaría en evidencia su irresponsabilidad durante más de seis años.

Crónicas ( CXXIV )

A 12 de agosto de 2020 hacemos un nuevo intento ante la DGOJ, para que nos contesten a una pregunta esencial:

¿Podría considerarse que un juego es honesto y lícito si quienes lo organizaran buscasen provocar mayores apuestas entre los jugadores  -sin que la intención fuese beneficiar a ningún jugador en concreto-, para que de este modo, aumentasen sus ganancias por las comisiones recaudadas?

Desde la DGOJ han evitado en diferentes ocasiones su respuesta. La última vez, con esos argumentos:

“El carácter absolutamente indeterminado de la concreta conducta de los operadores que tiene por finalidad “provocar mayores apuestas entre los jugadores”, respecto de la cual se solicita un pronunciamiento de legalidad, hace imposible la respuesta a su consulta.

Por lo tanto, y a fin de poder proporcionar una respuesta adecuada, sería preciso una descripción detallada de la referida conducta de los operadores.

De nuevo, desde nuestra Asociación, haremos lo posible para que desde la DGOJ, esta vez sí, nos puedan contestar algo que tenga algún valor.

Este es el contenido de nuestra nueva comunicación con la DGOJ, enviado desde la Sede de Ordenación del Juego:

De su respuesta de fecha 20 de julio de 2020, pasamos a resolver sus dudas:

Cuando hablamos de provocar mayores apuestas entre los jugadores, nos referimos, a la posibilidad de que la casa de poker estuviese interesada en otorgar, con mayor frecuencia de lo que sería estadísticamente aceptable, buenas cartas a dos o más jugadores, para que estos se enzarzasen en una sucesión de apuestas. Por supuesto que podríamos extendernos con muchos más ejemplos, pero creemos que con este será suficiente para que ustedes puedan comprender el alcance de nuestra pregunta.

Resulta evidente que si la casa de poker estuviese en disposición de provocar un mayor número de envites a partir del reparto -tanto de cartas en mano, como de cartas comunitarias- aumentarían sus ingresos por las comisiones recaudadas.  

Es por ello, que una vez detallado y ampliado el concepto que ustedes no acababan de entender, repetimos la pregunta cambiando el tiempo verbal de una parte de la misma:

¿Podría considerarse que un juego sería honesto y lícito si quienes lo organizaran buscasen provocar mayores apuestas entre los jugadores -sin que la intención fuese beneficiar a ningún jugador en concreto-, para que de este modo, aumentasen sus ganancias por las comisiones recaudadas?

Crónicas ( CXXIII )

El día 20 de julio de 2020 hemos recibido respuesta por parte de la DGOJ, a nuestra consulta enviada el día 2 de junio de 2020, desde la Sede de Ordenación del Juego.

Exponemos a continuación nuestra pregunta:

¿Podría considerarse que un juego es honesto y lícito si quienes lo organizaran buscasen provocar mayores apuestas entre los jugadores  -sin que con ello se buscase el beneficio de ningún jugador en concreto-, para que de este modo, aumentasen sus ganancias por las comisiones recaudadas?

Merece la pena recordar que una pregunta parecida a esta, ya fue enviada desde nuestra Asociación, el día 11 de marzo de 2020 a la DGOJ, sin que nos fuera contestada, por encontrarla demasiado abstracta.

A 20 de julio esta ha sido la respuesta de la DGOJ:

En relación con su consulta cabe señalar lo siguiente:

El carácter absolutamente indeterminado de la concreta conducta de los operadores que tiene por finalidad “provocar mayores apuestas entre los jugadores”, respecto de la cual se solicita un pronunciamiento de legalidad (único que este centro directivo podría efectuar), hace imposible la respuesta a su consulta.

Por lo tanto, y a fin de poder proporcionar una respuesta adecuada, sería preciso una descripción detallada de la referida conducta de los operadores.

Hay respuestas que son mejores que otras, pero concretando en la presente, entendemos que cualquier persona con dos dedos de frente, puede darse cuenta de la absoluta evitación por parte de la DGOJ, a entrar en una cuestión que temen sobremanera: la posibilidad de que desde el Organismo se esté permitiendo a las casas de poker esquilmar a los jugadores de poker españoles.

Insistiremos, haciendo todavía más comprensible la pregunta.

Creemos que con respuestas como esta y otras anteriores, los dirigentes de la DGOJ quedan en entredicho. Lo pondremos en conocimiento del Secretario de Estado de Consumo y Juego.

Crónicas ( CXXII )

El día 14 de julio de 2020 hemos recibido respuesta de la DGOJ a nuestra consulta realizada en fecha 3 de abril de 2020, desde la Sede de Ordenación del Juego.

Recordamos nuestra interpelación:

“En su respuesta de fecha 12 de marzo de 2020, ustedes nos indican que existen nueve operadores de poker con licencia en España, cinco de los cuales con plataforma propia.

Cuando se refieren al concepto “plataforma propia”, ¿significa que el reparto de las cartas se efectúa a través de un programa creado por estos mismos operadores?

Si la respuesta por parte de ustedes es afirmativa, nos daremos por bien contestados.

Si por el contrario, la respuesta fuese negativa, les agradeceríamos que nos concretasen con mayor detalle”.

 

Esta ha sido la respuesta de la DGOJ:

En relación con su consulta - “Cuando se refieren al concepto “plataforma propia” ¿significa que el reparto de las cartas se efectúa a través de un programa creado por estos mismos operadores?” - cabe señalar lo siguiente:

No necesariamente. El diseño propio o la titularidad de un tercero y explotación por el operador de elementos tales como el Generador de Números Aleatorios es un aspecto sobre el que, en la medida que pertenecen al ámbito organizativo interno del operador, la normativa técnica de juego no se pronuncia. En todo caso, lo relevante desde la perspectiva regulatoria es que los distintos elementos del Sistema Técnico de Juego han sido objeto del correspondiente procedimiento de homologación - dirigido a garantizar que los datos generados son de carácter aleatorio, imprevisibles, no reproducibles, y que los métodos de escalamiento y translación son lineales e independientes de cualquier otro factor que no sea el propio generador (artículo 8 del Real Decreto 1613/2011, de 14 de noviembre) -, a cerca del cual se dio cumplida respuesta en anterior consulta (1825).

Visitas : Hoy 0 ; Ayer 4 ; Semana 18 ; Mes 5 ; Total 62355


Asociación nacional para la Confianza, Seguridad e Integridad en el Poker.

Copyright © 2015. All Rights Reserved.